sábado, 26 de febrero de 2011

El MARM seleccionó 5 proyectos que afectan a la provincia Salamanca dentro de la última convocatoria del 'Programa de Voluntariado en Ríos'

En total se recibieron 150 solicitudes de actuaciones repartidas por las diferentes cuencas hidrográficas gestionadas por el MARM. Este Programa cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros y forma parte de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, cuyo presupuesto asciende a un total de 1.500 millones de euros hasta el año 2015, destinados fundamentalmente al ámbito rural.
El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), a través de la Dirección General del Agua, seleccionó 50 proyectos, a ejecutar entre 2010 y 2011, dentro de la última convocatoria del "Programa de Voluntariado en Ríos". La inversión destinada a esta iniciativa asciende a 2 millones de euros, de los 8 millones asignados para este Programa durante el periodo 2008-2012.

De entre los proyectos seleccionados, cinco están vinculados a la provincia de Salamanca, afectando dos de ellos a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), uno a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y otros dos a cuencas de varias Confederaciones. Cuatro de los mismos se encuentran en fase de desarrollo en la actualidad y uno tuvo lugar el pasado año.

Uno de los proyectos, el denominado “Campo de voluntariado fluvial en Monleras”, fue presentado por la Fundación de Iniciativas Locales (FIL); otro, “La etnobotánica en la Raya del Duero” que también incluye actuaciones en Zamora y Portugal, corresponde a la Asociación Juvenil Las Arribes del Duero, y un tercero, “El Oro Azul”, de la Asociación Salmantina de Agricultura de Montaña (ASAM), se desarrolla, asimismo, en Cáceres.

Los dos proyectos restantes que afectan a la provincia de Salamanca, pero promovidos por asociaciones de ámbito nacional y con incidencia en cuencas de varias Confederaciones Hidrográficas, son: “Ríos para todos. Pensando en el futuro”, de la Unión Nacional de Pescadores Conservacionistas (UNIPESCA), que se lleva a cabo también en otras catorce provincias, y “Jornada de Sensibilización en torno a los ríos y capacitación de una red de voluntarios ambientales”, de la WWF, con incidencia en seis provincias, incluida la salmantina, en la que tuvo lugar en 2010.

Entre los proyectos seleccionados, las Confederaciones Hidrográficas con más actuaciones serán las del Duero, Ebro y Segura con 8 cada una.

CONFEDERACIONES HIDROGRÁFICAS Actuaciones Seleccionadas
Cantábrico 4
Duero 8
Ebro 8
Guadalquivir 1
Guadiana 4
Júcar 2
Miño-Sil 3
Segura 8
Tajo 5
En varias CC.HH. 7
Total general 50

El perfil de las asociaciones participantes es muy variado, ya que hay asociaciones ecologistas, de agricultores, de pescadores, vecinales, juveniles, etc., aunque todas ellas tienen como fin principal el cuidado del medio ambiente y el entorno natural, la protección del patrimonio histórico cultural o el desarrollo sostenible del medio rural.

El objetivo principal del Programa es contribuir, con la ayuda de los voluntarios, a la puesta en valor ambiental y cultural de los ríos, así como a la restauración de los ecosistemas de ribera degradados por la acción continuada del hombre, dotando de un nuevo significado a los beneficios que proporcionan los ríos en su estado natural.

Este Programa nació en 2007 y forma parte de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, cuyo presupuesto asciende a un total de 1.500 millones de euros, hasta el año 2015. Dicha inversión está destinada fundamentalmente al ámbito rural.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino seleccionó en la convocatoria de 2009 a tres asociaciones salmantinas para el desarrollo de proyectos enmarcados en el “Programa Voluntariado en Ríos”: Asociación Juvenil Las Arribes del Duero, que presentó el proyecto “Pastoreo en ríos y árboles: una huella de futuro”; Asociación Salmantina de Agricultura de Montaña (ASAM), con el proyecto “Los senderos del agua” a realizar en las provincias de Salamanca y Cáceres, y Fundación Tormes, que presentó las iniciativas “Volunta Tormes” y “Volunta Tajo”.

viernes, 4 de febrero de 2011

Impulsan acciones para la recuperación y restauración de los ríos madrileños

La Comunidad de Madrid va a mejorar el estado natural de 4,4 kilómetros de ribera de ríos en Alcalá de Henares, Galapagar y Collado Villalba, para restaurar estos espacios naturales y sus ecosistemas, y recuperarlos como lugares de ocio.

El Consejo de Gobierno regional ha conocido el informe de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio sobre el programa Ríos Vivos en el que participa junto a la Obra Social de Caja Madrid.

En virtud de este programa, se va a intervenir en 4.400 metros de ríos en una superficie aproximada de 34 hectáreas. El programa Ríos Vivos, que inició su actividad en 2007, busca conservar y mejorar el estado natural de los ríos españoles, restaurando sus ecosistemas y ordenando su uso social.

El proyecto también persigue restaurar espacios naturales cuyos hábitats han perdido parte de sus valores inherentes, fundamentalmente debido a la presión humana. Se regula el acceso y uso recreativo de estos ríos y estos tres proyectos de recuperación cuentan con un presupuesto de 744.696 euros financiados por la entidad bancaria.

Ríos Guadarrama, Henares y La Poveda
En el caso del río Guadarrama a su paso por La Navata, en el término municipal de Galapagar, se van a acometer actuaciones de recuperación y restauración del río y su ecosistema. EL Gobierno regional intervendrá en un tramo de 1.140 metros para recuperar la vegetación de la ribera del río, lo que implicará la plantación de casi 500 árboles y arbustos de especies vegetales autóctonas.

Además, se mejorará el trazado de la senda actual, que discurre paralela al río, para hacerla cien por cien accesible a personas discapacitadas. También se limpiará la zona y se retirarán los residuos que se encuentren en el entorno del río, un ámbito de actuación declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC) y que forma parte de la Lista Nacional de lugares Red Natura 2000, con interesantes hábitats acuáticos, gran presencia de aves y formaciones de vegetación de ribera.

También se incluye la recuperación de 2,6 kilómetros de la ribera de la margen derecha del río Henares, en Alcalá de Henares, que está en fase de ejecución en terrenos catalogados como Lugar de Interés Comunitario (LIC). El proyecto supone la mejora de la cubierta vegetal, la retirada de escombros y residuos y la repoblación con especies vegetales autóctonas. Además, se acondicionará la senda y se construirá un aparcamiento, actuación presupuestada en 300.000 euros.

En la recuperación del arroyo de La Poveda, en Collado Villalba, se actuará en ambas márgenes de un tramo del arroyo de 0,67 kilómetros, en un área aproximada de 11 hectáreas y una zona incluida también dentro del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Cuenca del Río Manzanares.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico construirá en Buelles una escollera ecológica y una senda

El ente dependiente del Ministerio de Medio Ambiente prevé paliar la crecida del cauce del Cares-Deva en el entorno de la vega del pueblo peñamellerano
El río ha ido ganando terreno a la tierra y las edificaciones corren ahora peligro. Cuando las últimas riadas asolaron parte de la región asturiana, muchos puntos concretos, riberas de los ríos, pueblos y barrios, vieron cómo el agua llegaba hasta sus casas. El paso de los días trajo consigo la calma, pero los estragos que causaron las avenidas de los ríos dejaron secuelas allá donde acontecieron. El Ayuntamiento de Peñamellera Baja se percató pasada la riada de junio del pasado año de que parte del caudal del Cares-Deva a su paso por el pueblo de Buelles había crecido aumentando con él la anchura del cauce. El agua «se había llevado a gran velocidad gran parte del terreno». En ese punto se encuentran, entre otras cosas, la estación de bombeo de agua de la localidad y el cementerio. Próximo a ellos, el Monumento Natural de la Sauceda de Buelles.
Entonces el equipo de Gobierno dirigido por el popular José Manuel Fernández Díaz se puso en contacto con el organismo de cuenca para que éste mediara en el problema con la actuación que consideraran oportuna. Una actuación harto complicada teniendo en cuenta que la zona está calificada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y que los trabajos deberían desarrollarse justo al lado de un monumento natural también protegido.
Los técnicos de Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) acudieron ayer a la zona para estudiar las posibilidades que existen para salvar el problema y, finalmente, se comprometieron a «construir una escollera ecológica» que cerque el agua para evitar futuras avenidas. No es una escollera al uso, «se trata de un modelo de protección ecológica que consiste, entre otras cosas, en enterrar parte del elemento de seguridad y crear un sistema de plantación de árboles» con la entidad suficiente como para superar cualquier límite medioambiental.
La idea planteada satisface al Gobierno local porque «la implantación de una zona arbolada enlazará con las saucedas que componen el Monumento Natural» y que, además, pro sí solas, representan «la mancha de sauces más importante de la vertiente Cantábrica». El proyecto, por tanto, «no sólo evitará las avenidas reduciendo la posibilidad de que el Cares-Deva gane más terreno, sino que se integrará perfectamente en el paisaje».
Quedará, entonces, una zona en cierto modo recuperada. Por eso, los propios técnicos de CHC propusieron la posibilidad de «hacer una senda fluvial» que parta del pueblo de Buelles e invite al paseante a recorrer toda la sauceda, caminando por el interior de la misma, a la vera del río. Un nuevo paseo entre la vegetación agrupada más importante del concejo peñamellerano. Servirá, apunta el regidor, «como un elemento dinamizador que, de un lado, invitará a conocer el Monumento Natural con paneles indicadores, y de otro, será una zona de ocio y esparcimiento para los propios vecinos del pueblo».
Las dos actuaciones, la escollera ecológica y la senda fluvial, irán dentro del mismo proyecto. Por el momento no hay ningún presupuesto porque la redacción del documento no se ha iniciado. No obstante, no hay que olvidar que la actuación fue solicitada por la Administración para evitar el peligro que supone la avenida del río hacia el pueblo y el desgaste a la tierra que se ha sufrido los últimos meses , con lo que deberán ser ágiles en la ejecución.
Por otro lado, la CHC empezará las próximas semanas a limpiar y reponer desperfectos en las vegas de Siejo y Panes donde la misma riada causó destrozos considerables.

jueves, 3 de febrero de 2011

La Junta de Andalucía destina un millón de euros en restaurar el cauce del Guadalete a su paso por Jerez

La Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, inició el pasado lunes los trabajos para acondicionar el cauce del río Guadalete en dos tramos pertenecientes a Jerez y Arcos de la Frontera. En Jerez se desarrolla la segunda parte de la actuación emprendida el pasado año en la zona del puente de la Cartuja para retirar eucaliptos y sedimentos y mejorar la capacidad del río. En el término municipal jerezano se ejecutarán además otras actuaciones en la zona del puente de la Barca y el peñón de Sierrezuela en el río Guadalete, y en los arroyos Salado, Buitrago y Cuerpo de Hombre. En total, el coste asciende a un millón de euros.
Con las actuaciones en Arcos y Jerez de la Frontera se da inicio a los trabajos aprobados para la provincia gaditana, que se están coordinando previamente con cada ayuntamiento, informándoles tanto del comienzo como del desarrollo de los trabajos.

Con esta adecuación, según indicó la delegada provincial de Medio Ambiente y directora de la Agencia Andaluza del Agua en Cádiz, Silvia López, se pretende abordar el problema de la progresiva invasión por la vegetación y la colmatación de las orillas y cauce del río con sedimentos finos que disminuyen la sección efectiva del canal fluvial. Básicamente, se trata de mejorar la capacidad de evacuación eliminando los eucaliptos existentes en el cauce y los sedimentos retenidos por ellos y en las obras de fábrica, recuperando capacidad de transporte.

Tras una primera fase finalizada, ahora se completarán los trabajos por un espacio de tres meses con una inversión de medio millón de euros más.

En el caso de Arcos de la Frontera, también se iniciaron el lunes los trabajos en la Junta de los Ríos, por un importe de 118.215,23 euros y un plazo de ejecución de un mes. En este municipio de la Sierra de Cádiz está previsto desarrollar trabajo también en el cauce del Guadalete, concretamente en la Peña de Arcos, así como en el Majaceite (Junta de los Ríos) y en los arroyos Salado y de la Garrapata. Todas estas intervenciones suman un importe de 438.355,39 euros.

La Junta aprobó actuaciones en toda la comunidad autónoma con el fin de evitar su deterioro ambiental y recuperar su capacidad de desagüe, garantizando la pervivencia de los ecosistemas asociados y las condiciones hidráulicas de los mismos. Estas actuaciones suponen la movilización de una inversión de 24 millones de euros y la puesta en marcha de trabajos en más de 500 puntos de la comunidad, en sintonía con los objetivos establecidos en la Estrategia Andaluza de Restauración de Ríos.

La inversión para la provincia gaditana asciende a 3.213.374,65 euros que se reparten en 44 actuaciones de una duración que oscila entre los quince días y los tres meses.

La iniciativa del Gobierno andaluz responde a la labor de inspección, de prevención del deterioro y de protección y mejora de los cauces y riberas al objeto de preservar el buen estado del Dominio Público Hidráulico que exige la Directiva Marco del Agua. Así mismo, la intensificación del desarrollo de este tipo de tareas preventivas es una de las conclusiones alcanzadas en el seno de la comisión de coordinación puesta en marcha por el Ejecutivo autonómico tras el último temporal de lluvias que ha afectado a distintas localidades andaluzas. La inversión que dará soporte a estas actuaciones se distribuye de manera equitativa entre las ocho provincias andaluzas.

Desde finales de 2009 y a lo largo de 2010, la Consejería de Medio Ambiente ha actuado en más de cien municipios de toda la comunidad con el objetivo de paliar los efectos de las precipitaciones caídas y para prevenir inundaciones y avenidas. Estas actuaciones han supuesto una inversión extraordinaria superior a los 5,7 millones de euros. De ellos, 1,6 millones corresponden a inversiones en obras de cauces realizadas en 2009 y el resto, a 2010.

domingo, 30 de enero de 2011

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico construye escalas de peces en Cantabria con una inversión de más de dos millones

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) está construyendo escalas de peces en Cantabria por un montante superior a los 2.036.000 euros.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) está construyendo escalas de peces en Cantabria por un montante superior a los 2.036.000 euros.
Así, según el Boletín de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos Sauce, del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, consultado por Europa Press, se están construyendo escalas de peces tan significativas como la de la Presa del Manco, en el río Besaya, cuyo coste ha superado los 600.000 euros de inversión.
La presa, situada aguas arriba de Los Corrales de Buelna, supone un obstáculo especialmente durante el ascenso pre-reproductivo de la trucha y el salmón. Si bien contaba con un depósito de paso, las graves deficiencias en su construcción propiciaron su sustitución por esta nueva estructura.
Otras escalas construidas han sido la del Saja en Torrelavega (238.000 euros), la de Rubalcaba (Miera, 210.000 euros), la del Urdón (Deva-Cares, 134.000 euros) y la de Carandía (Pas, 588.000 euros).
Los ríos cantábricos gozan, en general, de caudales de agua permanentes todo el año, y el estado de salud de todos ellos es tan elevado que permite la presencia de especies piscícolas tan valiosas y complejas como el salmón atlántico.
Sin embargo, la ausencia de una carestía de agua estival ha propiciado en ocasiones una excesiva derivación de aguas que han supuesto la proliferación de numerosas presas, azudes y todo tipo de estructuras que impiden el flujo longitudinal del agua de forma natural.
Desde 2007 se han eliminado un total de 76 azudes, con una inversión superior a 1.200.000 euros, entre los programas del Plan E, el programa de Conservación de Cauces y mediante su inclusión en diferentes proyectos de restauración.
La eliminación de azudes se puede agrupar en dos periodos, de 2007 a 2008, cuando se quitaron 30, y los años 2009 y 2010, en los que, gracias al Plan E, se eliminaron 46.
Si bien la mayoría de las estructuras eliminadas son de reducidas dimensiones (entre 4 y 8 metros de longitud y entre 2 y 3 metros de altura), algunos azudes son grandes obras de ingeniería en las que su eliminación puede suponer un elevado impacto ambiental.

viernes, 21 de enero de 2011

Finalizan los trabajos de limpieza y desbroce en Jánovas

Ha contado con una inversión de 58.570 euros

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha finalizado los trabajos de limpieza y desbroce del núcleo de Jánovas, localidad del término municipal de Fiscal. Los trabajos han requerido de una inversión de 58.570 euros.

Su objetivo ha sido la limpieza y el tratamiento de la "densa cobertura vegetal desarrollada de forma salvaje y que hacía imposible acceder y recorrer las calles del pueblo".

Los trabajos han consistido en una "minuciosa" inspección de los arbustos y matas para la selección de poda y tras una limpieza previa, en el marcado de los árboles muertos para su posterior tala y en la poda de los árboles vivos para mejorar su crecimiento.

La actuación beneficia a los municipios afectados por el proyecto del embalse de Jánovas que no llegó a construirse y se suma a otra limpieza similar efectuada en los núcleos de Lacort y Lavelilla. Hay que recordar que la Confederación ha ejecutado también un acondicionamiento de accesos, en concreto de los tramos San Juste-Ligüerre de Ara, de unos dos kilómetros de longitud y Fiscal-Borrastre, de un kilómetro.

OTRAS ACTUACIONES
La CHE, además, tiene encomendado el impulso del nuevo Plan de Desarrollo Sostenible del entorno de Jánovas, en coordinación con el Gobierno de Aragón y con el Ayuntamiento de Fiscal. La redacción del proyecto de este Plan ha sido ya adjudicada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino con el objetivo de desarrollar la recuperación social de los municipios afectados.

La Confederación también ha avanzado la redacción del proyecto que permitirá la retirada de los restos de la ataguía que se construyó en el río Ara para el proyecto de embalse de Jánovas. Esta actuación se integra en la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y con ella se prevé una inversión a 1.500.000 euros.

miércoles, 12 de enero de 2011

Confederación Hidrográfica del Cantábrico da luz verde a la restauración del río Vallina

La actuación prevista para el cauce entre las localidades llaniscas de Porrúa y Poo supondrá una inversión total de 2,2 millones de euros 

El proyecto de ordenación hidráulico-sanitaria del río Vallina entre Porrúa y Poo continúa su marcha, informan desde el Ayuntamiento llanisco. La semana pasada la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) remitió una resolución al Consistorio en la que da cuenta de la aprobación del expediente de información pública del proyecto, tras haber revisado las seis alegaciones recibidas. También, en la misma resolución y entre otros aspectos, este organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino da el visto bueno al presupuesto base de licitación, que es de 2.287.748,29 euros, con un plazo de ejecución del contrato de 15 meses. En cuanto a la tramitación ambiental, el documento detalla que el expediente de información pública fue enviado a la Dirección General Biodiversidad y Paisaje de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio e Infraestructuras, que informó que las obras no afectan a ningún espacio incluido en la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos ni de la Red Natura 2000.
Del mismo modo, el Servicio de Estudios Medioambientales e Hidrológicos de la CHC informó y propuso la no necesidad de trámite ambiental nuevo. Por resolución del 28 de septiembre de 2010 dio por cumplidos los trámites ambientales previstos de aplicación y se declaró la actuación ambiental viable. Así, tras la luz verde concedida por Confederación, ahora, lo más inmediato será sacar a concurso esta importante actuación a desarrollar entre las localidades de Porrúa Y Poo.
El proyecto contempla las obras necesarias para la ordenación hidráulico-sanitaria del río, de tal forma que permita la mejora de la ribera, evitando el uso incontrolado de este espacio, así como la construcción de un colector que recoja los vertidos que se producen en Porrúa y los traslade a la estación de bombeo de aguas residuales de Poo. Se proyectan dos ramales que van a desembocar en un colector principal. El colector principal conecta con la estación de bombeo de Poo.
También se prevé construir dos pasarelas peatonales nuevas, así como un puente de hormigón encachado en piedra. Se procederá además al acondicionamiento de zonas verdes: se proyectan tres zonas de estancia, una en el lugar de nacimiento del río Vallina, otra en la zona de surgencia de éste tras sumirse en el terreno -ambas en Porrúa- y una tercera en Poo, en el entorno de una antigua estructura de piedra y un lavadero que recoge las aguas de una surgencia, siendo ambos rehabilitados.
Se ejecutarán tres tramos de paseo fluvial, dos en Porrúa y uno en Poo. Estas sendas estarán combinadas con caminos existentes, de tal modo que se produzcan paseos en circuito cerrado. Aprovechando las obras, se proyecta una estructura de madera recubierta de teja para sustituir a la actual del lavadero de Porrúa, en mal estado. Finalmente, y como símbolo estético de la mejora, se colocará una estructura en palafito: y es que en una de las sendas se ha diseñado un tramo de unos 130 metros con una estructura de madera que a la vez que actúa como paseo peatonal, servirá de sujección a la tubería del colector. Esto se diseña de esta manera para evitar la excavación en roca del colector en una zona de acceso complicado.

lunes, 3 de enero de 2011

El nuevo Plan Hidrológico prevé un millar de actuaciones en el Duero

Plantea la construcción de 439 depuradoras, la conversión en regadío de 125.000 hectáreas y la modernización de otras 140.590, aunque pospone 95 proyectos a 2027.

El Plan Hidrológico de la vertiente española del Duero identifica las infraestructuras prioritarias que deben desarrollarse en los próximos cinco años, es decir, antes del 31 de diciembre de 2015 para cumplir la normativa y conseguir el “buen estado” de las 774 masas de agua de la demarcación. El coste de las 969 medidas previstas alcanza los 2.712 millones de euros, de los que 1.035 se destinará a medidas de saneamiento. El resto de la inversión se distribuirá en obras vinculadas con infraestructuras hidráulicas, regadíos, redes de abastecimiento y sistemas de regulación y control.

Así lo recoge esta propuesta, que se mantendrá en exposición pública durante un periodo de seis meses y que tendrá que ser aprobada como Real Decreto por el Gobierno de España a mediados del próximo año. Además, el plan, documento clave para la gestión del agua de la cuenca, asume la imposibilidad de que 95 actuaciones se ejecuten en el periodo 2010-2015 por lo que pospone su realización a antes de 2027, lo que elevará la inversión realizada a 5.127 millones de euros.

Actualmente, cumplen los objetivos ambientales el 59 por ciento de las masas de agua del Duero, pero con la aplicación de las medidas propuestas se espera que en el año

2015 el porcentaje de aquellas que alcancen los objetivos ambientales fijados en el Plan Hidrológico supere el 91 por ciento. Para ello, el organismo de la cuenca ha elaborado un catálogo de actuaciones, cuya financiación correrá en un 48 por ciento a cargo de la Junta de Castilla y León.

El Ejecutivo autonómico asumirá el 46 por ciento y la empresa Somacyl el dos por ciento, lo que supondrá hasta 2015 un desembolso de 1.250 millones y 41,4 millones de euros, respectivamente. El Estado asumirá 1.373 millones, de los que 268,1 serán aportados por la Confederación Hidrográfica del Duero; 467,1 millones, por Acuanorte; 246,2 millones, por Seiasa y 391,5 por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. También contribuirán, aunque en menor medida, los gobiernos autonómicos de Cantabria, (1,3 millones) y Galicia (6,2 millones), así como las administraciones locales –ayuntamientos y diputaciones- (23,9 millones) y, por último, los particulares (15,6 millones).

Teniendo en cuenta la programación de las inversiones, de acuerdo a los planes y programas puestos en marcha, la Junta de Castilla y León deberá afrontar el próximo año una inversión de 256 millones de euros, de 230 millones en 2011, de 212 millones en 2013 y de 193 y de 191 en 2015. Además de los costes por inversión hasta 2015, el plan recoge también los referidos a la explotación de las infraestructuras que entren en servicio, lo que ascenderá a 391,4 millones. De esta forma, cifra en 672 millones de euros el coste anual equivalente del programa de medidas.

Saneamiento, depuración y abastecimiento
De las 969 medidas programadas en el horizonte temporal 2010-2015, 716 tienen una consideración básica para garantizar el cumplimiento de los objetivos establecidos en la normativa comunitaria sobre protección del agua. Para priorizar las acciones, el plan recoge un análisis de la eficacia de las acciones en función del número de masas de agua que mejoran de estado a causa de la medida o grupo de medidas. De esta forma, las que ofrecen una mejor puntuación en la relación coste-eficacia son las de saneamiento y depuración y las de restauración de ríos y zonas húmedas.

De esta forma, el apartado que cobra mayor relevancia con 634 actuaciones es el referido a la mejora del saneamiento de la demarcación, que absorbe una inversión de 1.035 millones. Así, el Plan prevé la construcción de 439 nuevas depuradoras y la ampliación o modernización de otras 137. Con estas actuaciones la capacidad de depuración en la demarcación del Duero pasará de 1.701.299 habitantes equivalentes en el escenario actual a 755.827 habitantes equivalentes en 2015. El resto de medidas hasta completar las 634 afectan a redes de saneamiento, colectores o fosas sépticas.

Además, incluye la ejecución de 105 iniciativas que tienen como objetivo principal mejorar los sistemas de abastecimiento, lo que supondrá una inversión de 218,1 millones, que asumirá en un 86 por ciento la Junta. El programa de medidas recoge la construcción de 14 estaciones de agua potable y la modernización y ampliación de otras 11. En cuanto a depósitos de agua potable, se prevé la construcción de 24 en la cuenca. También se prevén actuaciones de mejora y ampliación de redes de abastecimiento y captaciones.

Regadíos e infraestructuras hidráulicas
Otra de las áreas en las que plantea intervenir el programa de medidas es la referida a los sistemas de regadíos. Considera necesario la modernización en una superficie de riego total de 140.593 hectáreas y la conversión de otras 125.000 hectáreas. Estos objetivos tienen un presupuesto 366,3 millones y de 481,7 millones, distribuidos en 28 y 24 proyectos, respectivamente. No obstante, es en este capítulo donde el plan retrasa la ejecución de más obras al horizonte de 2027 por importe de unos 1.870 millones.

Así, considera que la ejecución de nuevos regadíos a partir de 2015 en la demarcación del Duero supondrá una inversión de 1.462 millones, a los que se sumarán otros 400 para la modernización de infraestructuras ya existentes. También, recoge para 2015 una treintena de medidas relacionadas con las infraestructuras hidráulicas, que requerirán un desembolso de 367,1 millones. Entre ellas, la construcción de la presa de Castrovido, que cuenta con una capacidad de 111,3 hectómetros cúbicos y la construcción de la presa de Irueña, con 110 hectómetros cúbicos.

Restauración de ríos, regulación y control
Otro de los campos sobre los que el Plan Hidrológico pone el acento es el referido a la restauración de ríos y zonas húmedas, la regulación de las avenidas y el control de las inundaciones. En total, la inversión que deberá ser movilizada según este documento marco supera los 240 millones de los que casi seis de cada diez se destinarán a la recuperación de los ríos de la cuenca (140 millones).

También contempla cuatro proyectos en cauces cuyo principal objetivo es evitar inundaciones, así como tres referidos a la explotación de aprovechamientos hidroeléctricos y cuatro a la regulación de varios ríos.

Recuperación de costes
Uno de los requisitos del PHD es la cuantificación del nivel de recuperación del coste invertido por las administraciones públicas en la prestación de los servicios del agua, de tal forma que se determine la contribución de los distintos beneficiarios finales. Esta visión está en línea con la Directiva Marco del Agua que determina que, para ya este año, los Estados miembros deberán asegurar que los precios del agua incorporan incentivos para lograr un uso eficiente del agua.

El coste total anual de los servicios del agua en la cuenca española del Duero ha sido evaluado en 937 millones de euros. Los ingresos por los servicios se han cifrado en unos 355 millones de euros anuales, que proceden de los usuarios finales en forma de tributos y del coste de los autoservicios que los propios usuarios se prestan y que, lógicamente, soportan. Por tanto, se obtiene un nivel de recuperación de costes del orden del 38 por ciento.

jueves, 30 de diciembre de 2010

La Junta de Andalucía invertirá 24 millones en la restauración y adecuación de cauces de ríos y arroyos

Los proyectos se llevarán a cabo en más de 500 puntos de la geografía andaluza

El Consejo de Gobierno ha acordado autorizar una inversión de 24 millones de euros para obras de restauración, corrección y adecuación de cauces de ríos y arroyos en más de 500 puntos de la geografía andaluza. La Junta adopta esta decisión después de que la comisión de coordinación puesta en marcha tras los recientes temporales de lluvias haya apostado por intensificar este tipo de tareas preventivas.

De acuerdo con los objetivos de la Estrategia Andaluza de Restauración de Ríos, estos proyectos pretenden evitar el deterioro ambiental de los cursos fluviales y recuperar su capacidad de desagüe. Esta iniciativa de la Junta responde a la labor de inspección, de prevención del deterioro y de protección y mejora de los cauces y riberas que exige la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea.

Las inversiones aprobadas se distribuyen de manera equitativa entre las ocho provincias andaluzas, de forma que en cada una de ellas se llevarán a cabo labores cuantificadas en aproximadamente tres millones de euros.

Desde finales de 2009 y a lo largo del presente año, la Junta ha actuado, con una inversión extraordinaria de 5,7 millones de euros, en más de un centenar de municipios con el objetivo de paliar los efectos de las precipitaciones y para prevenir inundaciones y avenidas. De esta cifra, 1,6 millones se destinaron a obras hechas en 2009 y el resto, al presente año.

De forma paralela, se han realizado obras de encauzamiento que previamente estaban ya planificadas a lo largo de todo el 2010 con una inversión de 18 millones de euros.

Por otra parte, desde 2002 hasta diciembre de este año, la Administración andaluza ha invertido 342 millones de euros en la ejecución del Plan de Prevención contra Avenidas e Inundaciones (PCAI), aprobado en 2002 y cuya distribución por provincias es la siguiente: Almería, 95,2 millones; Cádiz, 27,4; Córdoba, 31,8; Granada, 41; Huelva, 11,5; Jaén, 15,9; Málaga, 91,6, y Sevilla, 27,2 millones.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

El Ayuntamiento declarará bien de interés cultural la presa Errotaberri de Elbete

El pleno decidió ayer por unanimidad iniciar los trámites para declarar BIC (Bien de Interés Cultural), la presa Erotaberri o Errotaxuri de Elbete, tras conocer la petición realizada por vecinos de la localidad. La Confederación Hidrográfica del Cantábrico y el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra iban a derribar dicha presa, como ya han hecho con otras en toda la comarca, dentro de un plan de permeabilización de ríos para facilitar el paso hacia las cabeceras de las regatas de las truchas y salmones cuando se dirigen a desovar.

Sin embargo, la población de Elbete se ha movilizado para intentar salvar una presa que consideran parte de su patrimonio. Ahora el Ayuntamiento modifica el Plan Municipal para que se considere bien de relevancia local dentro de los BIC. Fuera del orden del día se vio una petición de derribo de dicha presa por parte de Confederación, contra la que ahora el Ayuntamiento va a interponer un recurso de reposición «en coherencia con la defensa de dicha presa» aprobada ayer.